Dakar Tour Portugal
​Se prepara el relevo


La familia del Dakar en Portugal / Foto: A.S.O./Pedro Barreiros 

Puntos principales

• Rubén Faria anuncia su intención de regresar en el futuro al Dakar como competidor, al volante de un side-by-side.  
• Los portugueses, quince en el Dakar 2017, once de ellos en motos, se muestran particularmente motivados para participar en la 40ª edición del Dakar.
​• Se prepara el paso del testigo con nuevos pilotos como Antonio Maio, dos veces campeón todoterreno en su país, que se ha marcado como objetivo estar presente en Lima el próximo mes de enero.

El viernes, el Dakar Tour hacía una parada en Sertã, Portugal, donde se celebraba la Baja TT do Pinhal. Un contexto ideal para presentar a los aficionados al todoterreno la 40ª edición del Dakar, que se disputará en Perú, Bolivia y Argentina en enero de 2018. El Dakar y Portugal cuentan con una larga historia común. Este país acogió dos grandes salidas en Lisboa, en 2006 y 2007. La familia del Dakar se reunía de nuevo en Lisboa en 2008, justo antes de la anulación de la carrera. También es una historia que se ha visto marcada por pilotos de gran renombre, como Rubén Faria, Helder Rodrigues y Paulo Gonçalves, en motos, o Carlos Sousa, 4º en 2003 en coches, que inspiran hoy a una nueva generación. En 2017, participaron 15 competidores portugueses, entre ellos 11 en motos, ¡un récord de participación!

Para la próxima edición, se respiran muchas ganas. Un gran número de pilotos participan esta temporada en ralis preparatorios como el Merzouga Rally. Mario Patro, 13º en el Dakar 2016 y ganador de la categoría Maratón, finalizaba el Merzouga Rally en 7ª posición. Mario Patrao, con siete títulos de campeón todoterreno en Portugal, orienta ahora su carrera hacia el rally con el Dakar como objetivo principal. Otro piloto que conviene seguir de cerca: Joaquim Rodrigues (Hero MotoSports), 10º en el Dakar 2017 en su primera participación (2º mejor rookie), que finalizaba 9º en el Merzouga. El relevo está asegurado también con Antonio Maio, dos veces campeón todoterreno de Portugal, a la cabeza del Dakar Challenge en el Merzouga Rally hasta que se vio obligado a abandonar en la penúltima etapa, al romperse el motor.

En cuanto a los pilotos veteranos, Rubén Faria hacía un anuncio que no ha pasado desapercibido. El autor de un segundo puesto en el Dakar 2013, actualmente director deportivo en el seno del equipo Husqvarna, ha dejado caer que le gustaría regresar un día al Dakar como competidor al volante de un side-by-side.

Los portugueses, estrellas del rally, pilotos profesionales en plena ascensión o aficionados inspirados, han reafirmado en esta rueda de prensa su gran pasión por el Dakar.